La primera tabla de surf

Comprar tu primera tabla de surf es un emocionante paso en tu viaje hacia el mundo del surf. Sin embargo, cometer errores en esta elección puede afectar tu progreso y experiencia.

En este artículo, te mostraremos los cinco errores más comunes que debes evitar al adquirir tu primera tabla de surf y te daremos recomendaciones valiosas para tomar una decisión informada.

Error #1: No haber surfeado antes

Uno de los errores más grandes que puedes cometer es comprar una tabla sin haber surfeado antes o teniendo muy poca experiencia. Antes de tomar esta importante decisión, es fundamental aprender lo básico del surf, como la posición de tumbado, la puesta en pie, la remada, la posición de surf, con que condiciones puedo ir a surfear y más.

Nosotros, en SurfySpot, recomendamos siempre recibir clases de un profesional. Las clases te proporcionarán una base sólida y te ayudará a evitar vicios o errores técnicos que son difíciles de corregir más adelante. También aprenderás sobre la seguridad en el mar, con tu tabla y con otros surfistas.

SurfySpot - Probar tablas en clases de surf

Si quieres, también te invitamos a encontrar tu clase de surf o surfcamp en SurfySpot. Lo puedes hacer sólo, en grupo con otras personas o apuntarte con amigos, pareja … como quieras. En cualquier caso, hagas con quien lo hagas y encuentres la clase como la encuentres, lo fundamental es empezar con un profesional. Te sorprenderán, positivamente, los precios porque probablemente descubrirás que el precio de las clases es asequible para ti.

Error #2: Comprar una tabla más pequeña de lo necesario

El ego nos la juega de vez en cuando, o muchas veces. Y con el tamaño, en el surf también suele pasarle a muchas personas. A la hora de comprar, esa vocecilla interior aparece, y acabas cometiendo el error tan común de adquirir una tabla más pequeña de lo que realmente necesitas, pensando que tu nivel es más elevado del que realmente es, o que te hará progresar más rápido.

SurfySpot - Tablas de surf

El progreso en el surf no se trata solo de ponerse de pie en una tabla más pequeña. Implica aprender a utilizar las corrientes a tu favor, seleccionar las mejores olas, aumentar la cantidad de olas que coges, ampliar tu repertorio de maniobras y utilizar la ola de manera efectiva. Una tabla adecuada a tu nivel es esencial para lograr esto.

Error #3: Gastar mucho dinero en el último modelo de tabla de profesionales

No caigas en la trampa de gastar una fortuna en una tabla de última generación que usan los profesionales. Los surfistas profesionales tienen un nivel y un entorno muy diferentes a los principiantes. La tabla que utilizan no tiene nada que ver con lo que necesitas como novato. Tu peso y altura son solo una parte de la ecuación. Otros factores como tu nivel de práctica, estado físico y tipo de olas que surfeas son igualmente importantes.

Surfer pro

Error #4: Elegir una tabla solo porque es “bonita”

A muchas personas les parecerá un error absurdo que ellos no cometerían. Pero la realidad es que para muchas otras es tentador dejarse llevar por la estética y escoger una tabla simplemente porque te gusta su diseño. Sin embargo, la apariencia no determina si la tabla es adecuada para ti. En lugar de centrarte en la estética, enfócate en la funcionalidad y la adaptación de la tabla a tu nivel y objetivos.

Tabla de surf cool y de madera

Error #5: Creer que el único primer paso viable es comprarse una tabla nueva

Por muy claras que tengas las cosas sobre el surf, es probable que a medida que vayas surfeando cada vez más, veas que la tabla que te habrías comprado el primer día no es la tabla que habrías elegido al cabo de unos pocos meses.

Segunda mano: Alternativa a comprar tabla de surf

Lo mejor es que no hace falta que tengas que arrepentirte de nada porque existen otras alternativas antes de comprar tu primera tabla nueva: las tablas de segunda mano, las clases de surf en escuelas en las que te dejan la tabla, y alquilar la tabla.

Recomendaciones

Para evitar caer en uno de estos 5 errores, aquí están las alternativas que te recomendamos:

  1. Coge clases y/o alquila el material de surf: Invertir en clases y alquilar equipo de surf no es dinero malgastado; es una inversión en tu aprendizaje. Evita la frustración que puede surgir al comprar una tabla inadecuada y aprende a surfear con confianza antes de adquirir tu propia tabla.
  2. Escoge una tabla acorde a tu nivel actual: No compres una tabla pensando en el nivel que tendrás en el futuro. Consulta a tu profesor de surf, quien te conoce y puede recomendarte la tabla adecuada basándose en tu experiencia actual.
  3. Prueba diferentes tablas: Experimenta con diferentes tipos de tablas antes de tomar una decisión final. Puedes probar tablas usadas para tener una idea más clara de tus preferencias antes de invertir en una tabla nueva.
  4. Considera una tabla soft usada: Aunque no luzca como nueva, Una tabla de surf usada puede ser una excelente opción como tu primera tabla. Son ideales para días pequeños y te permiten adentrarte en el mundo del surf sin preocuparte demasiado por el mantenimiento.
  5. Tu tabla ideal es la que te permita coger muchas olas y disfrutar al máximo, el resto es secundario: En última instancia, el propósito de tu tabla de surf es permitirte divertirte y mejorar tus habilidades en las olas. Prioriza una tabla que te ayude a coger más olas, ya que la práctica constante es fundamental para progresar en el surf. La comodidad y la diversión deben ser tus principales criterios al elegir una tabla, por encima de otros aspectos estéticos o de moda.

En resumen, elegir la tabla de surf adecuada es crucial para tu progreso y disfrute en este deporte. Evita los errores comunes mencionados y toma una decisión informada que te permita avanzar en tu experiencia en el surf de manera segura y satisfactoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Incentivos ás pequenas empresas cualificadas como de base tecnolóxica (IEBTs)